Muchas veces juzgamos, y herimos a personas inocentes. El hombre no ve lo que Dios ve; el hombre ve las apariencias, y Dios ve el corazón'. 1 Samuel 16:7 - Biblia Nueva Version Internacional .

Hace un tiempo escuché una canción que se llama “cómo es la mirada de Jesús” de un cantante llamado Santiago Benavides, aprovecho para compartir contigo parte de la letra. Pero Yahvé dijo a Samuel: “No tengas en cuenta su figura y su gran talla, que yo le he descartado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón. No te apresures a enojarte, porque la ira es propia de necios. Pero Dios le dijo: «Samuel, no te fijes en su apariencia ni en su gran estatura. (7:10) No te precipites en tu espíritu a encolerizarte; pues cólera en seno de insensatos reposará.

41:54. imagínate… imagínate, imagínate como mira Jesús, Y también para ti mismo en aquellos días fríos, El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero yo miro el corazón.» Pero el Señor le dijo: — No valores sólo su aspecto y su buena planta, porque yo lo he descartado. Gálatas 1:14y cómo yo aventajaba en el judaísmo a muchos de mis compatriotas contemporáneos, mostrando mucho más celo por las tradiciones de mis antepasados. Romanos 16:17,18Y os ruego, hermanos, que vigiléis a los que causan disensiones y tropiezos contra las enseñanzas que vosotros aprendisteis, y que os apartéis de ellos.…, 2 Corintios 11:11-15¿Por qué? No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo anida en el seno de los necios. Dios le había instruido al profeta que uno de los hijos de este hombre sería el próximo rey de Israel. El hombre mira lo que está ante sus ojos, pero el Señor mira el corazón'.

Espero que estas palabras hayan sido de bendición para tu vida.

No te des prisa en tu espíritu a sentirte ofendido, porque el ofenderse es lo que descansa en el seno de los estúpidos. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón. Pienso que esta historia toca este tema. No te dejes llevar de la ira, porque la ira es propia de los necios. Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo he rechazado; porque Jehová no mira lo que el hombre mira; porque el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón.

Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su aspecto, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. Colosenses 2:20Si habéis muerto con Cristo a los principios elementales del mundo, ¿por qué, como si aún vivierais en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: Gálatas 4:3,9Así también nosotros, mientras éramos niños, estábamos sujetos a servidumbre bajo las cosas elementales del mundo.…. Volvemos a nuestras casas cada domingo, saboreando la alegría del perdón. Nuestros prejuicios hablan más de nosotros mismos y de nuestro carácter que cualquier cosa negativa que imaginamos de los demás. Para no dejarse llevar por las apariencias, necesitamos empezar a ver a las personas como Dios las ve, como las veía Jesús mientras estuvo en la tierra.